Y AHORA…. ¿QUÉ VELOCIDAD CUMPLO?

Una de
los grandes problemas con los que se encuentra un conductor es la adaptación de
la velocidad después de estar conduciendo largo tiempo por carretera y entrar
en un poblado. La mente humana se ve sometida a un cambio brusco de velocidad y
la “inercia de la velocidad elevada” nos impide darnos cuenta de la velocidad
real que estamos llevando durante un tiempo que puede ser variable depSeguir leyendo